Alcanzar el destino no es la felicidad. El aprendizaje del camino te aportará las experiencias necesarias para encontrarla a cada paso, a cada instante. El viaje aporta la felicidad, no el destino. La felicidad es esa ilusión que sientes cuando estás cerca de alcanzar cada destino, cada objetivo, cada meta.

Alcanzar el destino no es la felicidad.
El aprendizaje del camino te aportará las experiencias necesarias para encontrarla a cada paso, a cada instante.
El viaje aporta la felicidad, no el destino.
La felicidad es esa ilusión que sientes cuando estás cerca de alcanzar cada destino, cada objetivo, cada meta.